10 junio, 2016

Nuestro Proyecto

Preocupados por diferentes problemáticas que afectaban a los chicos de la zona, entre ellas el uso de drogas, violencia familiar y social, patotas, deserción escolar, embarazos adolescentes y suicidios, la Fundación PAPIS se hizo presente en eimag001l barrio en el Barrio Palermo I, II y III; deseosa de asistir y organizar a la comunidad para que esta pudiera actuar adecuadamente para encarar y lograr la disminución de estas situaciones.

Al comienzo nos encontramos con la lógica desconfianza de la gente hacia nuestra propuesta por cuanto pensaban que seríamos uno mas de los que llegaba al barrio para iniciar algo que nunca finalizaría, Además no creían que solo nos animara el compromiso de ayudarlos sin querer obtener otro beneficio que no fuera el propio bien de la comunidad y fundamentalmente de los chicos.

Hoy llevamos trabajando cinco años y son diversas las actividades que estamos llevando a cabo. Hemos logrado constituir el Concejo Comunitario integrado por familias del barrio cuya función es obrar como un ámbito de participación barrial que organice y canalice acciones que contribuyan a un mejoramiento de condiciones de convivencia que disminuya la violencia y se brinde como una alternativa de contención para los chicos. Logramos atraer a muchas familias que fueron venciendo su miedo o desinterés por participar y se transformaron en verdaderos líderes para el cambio social porque comprendieron que sin compromiso ninguna mejora es posible.

Nosotros los fuimos guiando, conectándolos con distintas personas o instituciones que se brindaron como factores de sostén, abriendo puertas y ofreciendo alternativas de mejoramiento y desarrollo. Así armamos el Programa de Padrinos que significó un punto de apoyo muy importante, permitiendo que las familias volvieran a valorar a la Educación como el aspecto más importante para construir un futuro esperanzador para sus hijos. Acercamos a distintas personas al barrio, cada una de ellas con una oportunidad para ofrecer y la única intención de conocerlos y ayudarlos.

Nos encargamos que la realidad de la zona se hiciera visible para gran parte de la sociedad salteña. Y hasta para el Ministerio de Educación de la Nación que seleccionó nuestro proyecto para fortalecerimg002lo mediante la incorporación de estudiantes universitarios voluntarios y un pequeño soporte financiero que nos sirvió de mucho para concretar acciones que nos condujeran a nuestro objetivo.

Durante 6 meses emitimos el programa radial “ La Voz del Oeste” los días sábado en los que participó la comunidad y también los encargados de las diferentes organizaciones de servicio del barrio: centro de salud, vecinal, escuela, biblioteca popular, Iglesia, policía, línea de colectivo, lo que fue logrando una relación mas fluida no solo de la comunidad con cada una de ellas sino de estas entre sí. Así la Red se fue armando y consolidando, única manera de ser mas efectivos a la hora de brindar protección y cuidado a nuestros niños y jóvenes.

Hoy podemos decir que al fin estamos logrando superar el aislamiento y desinterés para integrarnos todos, consolidando una verdadera comunidad.

Estos son los objetivos que nos propusimos:

Fortalecimiento familiar: a través de la refuncionalización del sistema familiar generando actitudes paténtales positivas, favoreciendo su cohesión como grupo primario de contención.

Capacidad social proactiva: a partir del fortalecimiento de capacidades que logren modificar condiciones individuales y grupales que exponen la salud comunitaria.

Sostenimiento social y profesional de niños/as, adolescentes y jóvenes a través de experiencias concretas de apoyo para contribuir a la disminución de la deserción escolar, estimular y facilitar la continuidad de estudios, elevar la claridad del rendimiento escolar, alentar la continuidad de estudios superiores, brindar recursos de subsistencia a través de capacitación en oficios e iniciación de microemprendimientos productivos.
Asesoramiento y asistencia psicológica, médica, jurídica, pedagógica y social de niños/as, adolescentes, jóvenes, familias, instituciones y grupos sociales.

Lic. Lucrecia Miller
Presidenta